El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares, lo último de Tim Burton

El director de cine más peculiar de los últimos tiempos ha vuelto a la cartelera, con una obra muy de su estilo. El título adelanta lo que el espectador se va a encontrar: Tim Burton en esencia, en estado puro y en un formato al que ya nos tiene acostumbrados, aunque dierto es también que algo descafeinado.

Basada en el libro de Ransom Riggs, El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares tiene un argumento que se adapta como anillo al dedo al director de las inolvidables Eduardo Manostijeres o Charlie y la fábrica de Chocolate. Y es que en este libro no falta uno de los principales elementos distintivos de la filmografía de Burton: la contraposición de dos mundos que nada tienen que ver, el de la gente normal y el de la gente “especial”.

La película narra las peripecias de Jacob Portman, un joven de 16 años que viaja una remota isla para encontrar el orfanato en el que se crio su abuelo, que murió en circunstancias nada claras.

En la isla el joven encuentra un lugar singular y mágico llamado “Hogar de Miss Peregrine para niños peculiares”. Un lugar extraño en el que viven chicos con poderes fantásticos y un pasado nada convencional y muy enigmático. Unos vuelan y otros se hacen invisibles, poderes que para los demás son un estigma y que les obliga a ocultarse.

Miss Peregrine los cuida y los protege y Jacob irá descubriendo que él también es “peculiar” mientras conoce a los chicos del orfanato. Chicos amenazados por unas terribles criaturas.

Una película entretenida y muy del estilo Burton, aunque sin la frescura de sus inicios, sin el chispeante roce entre fantasía y realidad que es lo que más echan de menos los fans del director. Sí encontrarán, en cambio, su estilo visual tan característico, su música y los personajes inadaptados tan de Tim Burton.

Esta entrada fue publicada en Cine Alicante. Guarda el enlace permanente.